Barbate, la blancura del Cabo de Trafalgar

Barbate

El 21 de octubre de 1805 se libró en las aguas del Cabo Trafalgar, muy cerca de Barbate, una de las mayores batallas navales de la historia. Allí se encontraron la Armada Real Británica, bajo el mando del almirante Horacio Nelson, y la flota franco-española, encabezada por el almirante francés Villeuneve. La victoria de Nelson hizo añicos los sueños de Napoleón de invadir Inglaterra.

Junto al Cabo de Trafalgar se halla la famosa Playa de Caños de Meca, muy turística por cierto. Hasta ella llegan turistas procedentes de todos los rincones de la provincia, aunque la mayoría tienen sus apartamentos Conil, pueblo pesquero que apenas se encuentra a diez minutos de aquí.

Sin embargo nosotros nos situamos hoy en Barbate, otro de los pueblos pesqueros de la Costa de la Luz gaditana. Un pueblo blanco, marinero, muy apacible, que no está viviendo precisamente sus mejores momentos ya que, al dedicarse casi por completo a la pesca, está sufriendo muchas restricciones para salir a faenar.

Hasta 1938 Barbate pertenecía a Vejer de la Frontera, y hoy en ella podemos visitar numerosos rincones, como los puertos pesquero y deportivo, el Ayuntamiento, la Parroquia de San Paulino, el caserío de pescadores, la lonja antigua, el paseo marítimo y la Playa del Carmen, la más frecuentada por los habitantes de Barbate.

El entorno de Barbate es de un enorme valor natural. Nada más dejar la población, y tras pasar la Playa de la Yerbabuena junto al puerto deportivo, encontramos la densa arboleda de pinos del Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate. En su interior tenemos numerosos senderos y caminos, aunque lo mejor es sin duda hacer la ruta por los acantilados, algunos de ellos de más de cien metros de altura, para contemplar unas preciosas vistas.

Precisamente el recorrido por los acantilados lleva hasta la playa de los Caños de Meca. En nuestro recorrido veremos la Torre del Tajo, construida entre los siglos XVI y XVII para defender esta zona de la costa de los ataques de los piratas berberiscos, y el ya mencionado Cabo de Trafalgar, allí donde se libró una de las grandes contiendas navales de la historia.

Tanto si estáis alojados en esta zona de la costa como si tenéis vuestros apartamentos en Cadiz, Barbate y sus alrededores es una buena manera de conocer un poco más la hermosa Costa de la Luz gaditana. Si os quedáis a ver su atardecer descubriréis el porqué lleva precisamente este nombre.

 

Esta entrada fue publicada en Cadiz, Excursiones desde Cádiz, Pueblos de Cádiz, Turismo en Barbate, Viajar a Cádiz. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.