Cómo moverse en el metro de Tokio… no es tan fiero el león como lo pintan

Mapa del Metro de Tokio

“Help!”, “SOS”, “Houston, ¡tenemos un problema!” Estas son sólo algunas de las expresiones que te pueden venir a la cabeza la primera vez que ves el mapa del metro de Tokio. No sabes si se trata realmente de un esquema del Laberinto de Creta o de la consola de mandos de la Estrella de la Muerte. Ante todo calma. Inspira y expira varias veces y tranquilízate… pues no es tan fiero el león como lo pintan.

Tras cuatro viajes a Japón (uno de ellos con niños pequeños) te hemos hablado muchas veces de las bondades de los transportes japoneses, y el metro de Tokio no es una excepción. Destaca por su puntualidad y también porque cubre prácticamente todos los barrios de esta apasionante metrópolis. Quizá su único inconveniente es que a ciertas horas del día puede estar increíblemente masificado. Nosotros, por ejemplo, tuvimos ciertas dificultades para meter y transportar un cochecito de bebé, así que si puedes evitar llevarlo o sustituirlo por una mochilita porta bebés mucho mejor. Otro handicap es el de encontrar la salida correcta en cada estación… pero eso es otra historia.

Consejo para tu viaje a Japón:

¿Quieres viajar en tren por Japón? Te recomendamos que te compres el JR Pass, un pase para moverte con total libertad por Japón utilizando su amplia red de trenes y que te permitirá llegar fácilmente a muchos lugares interesantes de Japón: Reserva aquí tu JR Pass

Fotos del metro de Tokio, luchadores de sumo

Viendo el mapa del metro de Tokio te podrá parecer una cosa de locos, pero esa sensación de desasosiego desaparecerá a la segunda o tercera vez que cojas alguno de sus trenes. Te lo prometemos. Lo que más puede desorientar al principio respecto a otras ciudades, es que en la capital de Japón operan tres compañías en la misma red ferroviaria: JR (que es pública) y TOEI y Metro de Tokio (que son privadas). En total hay 13 líneas de metro privadas y 37 de JR en el área metropolitana de Tokio, entre las que se encuentran las populares Yamanote y Chuo. Ni el camarote de los hermanos Marx ¿verdad?

Cómo moverte en el metro de Tokio con las líneas JR

Tren de la Yamanote Line

En principio para moverte por las principales zonas turísticas de Tokio será suficiente con tomar las líneas Yamanote y Chuo de la compañía nacional JR. Si emprendes un viaje a Japón de más de una semana como turista, lo normal es que hayas reservado el Japan Rail Pass. Con esta tarjeta no hará falta que te compres ningún billete de las líneas JR. Simplemente enseñando el pase al revisor (que habitualmente se encuentra en una esquina de los tornos de cada acceso a las estaciones) te dejará entrar o salir.

En el caso de que no dispongas del JR Pass y tengas que comprar el billete, busca las máquinas con el símbolo de JR que normalmente tienen un color verde. Las máquinas están disponibles en inglés, así que no te pongas nervioso y sigue los pasos que te indica.

Fotos del metro de Tokio, Teo y una mujer durmiendo

Tanto las líneas JR como las privadas funcionan con un sistema de zonas. Si no tienes claro cuánto pagar para ir a tu destino, lo mejor es que marques el importe mínimo, que en el caso de la compañía JR son 140 yenes (1,10 euros).

Una vez llegues a tu destino, comprobarás que en todas las salidas de las estaciones hay máquinas de ajuste de tarifas. Esto significa que si no has pagado el importe correcto, no te dejarán salir por los tornos con tu billete erróneo. En ese caso, simplemente tendrás que introducir el billete en la máquina de ajuste de tarifa y pagar la diferencia que te indiquen. Más o menos como sucede en la estación del aeropuerto de Barajas del metro de Madrid.

Fotos del metro de Tokio, Vero y Oriol en el carro

Otra opción si no tienes el JR Pass y dispones de poco tiempo en la capital de Japón es comprarte el Tokyo Metropolitan District Pass. Es válido para un sólo día pero te permite coger todos los trenes de JR en el área metropolitana de Tokio. Su precio es de 750 yenes (6 € aprox).

Cómo moverte en el metro de Tokio con las líneas privadas

Vero comprando un billete de metro en Tokio

Si quieres ir a zonas populares como Asakusa, Ginza, Roppongi u Odaiba en transporte público, probablemente tendrás que tomar alguna de las 13 líneas privadas del metro de Tokio. A veces es mucho más cómodo y rápido pillar una de estas líneas que tratar de hacer malabares con el JR Pass para no pagar un ticket.

En principio el funcionamiento de estas líneas es el mismo que las de JR, aunque aquí el importe mínimo por billete es de 170 yenes (1,35 €). Lo más probable es que te toque cambiar de línea, con lo que el importe mínimo sumando los trasbordos se puede ir hasta los 200 yenes por trayecto (1,60 euros).

Fotos del metro de Tokio

Las máquinas suelen estar en inglés y son de color azul. Hay mucha cartelería en la lengua de Shakespeare, pero si no aciertas con el importe, puedes ajustar la tarifa en la estación de destino como sucede con las líneas JR.

Otra buena opción para moverte con las líneas privadas es comprar los billetes de 1, 2 y 3 días. Tienes toda la info en este enlace de Tokyo Metro.

Se puede dar el caso de que te toque pillar primero una línea de metro de la compañía JR y luego otra privada (o viceversa) y te toque hacer el cambio en la misma estación. Aunque ambas compañías compartan estación (que pasa muchas veces) siempre tendrás que salir primero por los tornos de una para luego entrar en los de la otra a la hora de hacer el trasbordo.

Tarjetas Suica y Pasmo

Yurikamome line

Si vas a pasar una temporada en Tokio te resultará muy interesante comprar una tarjeta Suica o Pasmo para evitar líos con las distintas líneas y trasbordos. Son tarjetas prepago que sirven para pillar los trenes de cualquiera de las líneas de metro (independientemente de la compañía) o pagar otros servicios (como por ejemplo bebidas en las vending machines) como si fueran tarjetas de crédito.

La primera vez que compras una Suica o una Pasmo tienes que pagar un depósito de 500 yenes (3,9 euros). Luego se pueden recargar fácilmente con la cantidad que tu quieras en las máquinas que hay habilitadas para ello en las estaciones de metro. La Suica es la opción que utilizamos en nuestro cuarto viaje a Japón (dónde casi no salimos de Tokio) y realmente es una solución extraordinaria y muy cómoda, ya que con pasarla por el lector que hay en los tornos de entrada y salida es suficiente. Si tu tarjeta no tiene dinero a la salida, hay máquinas de recarga antes de pasar el torno para que la recargues. Una vez dejes la ciudad, puedes retornar tu tarjeta y te devuelven el depósito de 500 yenes. Estas tarjetas son las que utilizan los locales y son comodísimas para moverse por la ciudad sin preocuparte de si pillas una línea JR o privada.

Fotos del metro de Tokio, Wi-Fi gratis

Como ves puede parecer todo muy rocambolesco. Quizás te equivoques la primera y la segunda vez que quieras comprar el billete, pero te aseguramos que todo el proceso es más sencillo de lo que parece… y pronto te acostumbrarás al ritmo frenético de los tokiotas.

Un buen truco para no equivocarte con los precios y los horarios es consultar la magnífica web de Hyperdia, que también te recomendamos en este artículo sobre cómo buscar los horarios de los trenes en Japón. Por si las moscas, también compartimos contigo el enlace del mapa del metro de Tokio en castellano que puedes descargarte en pdf, por ejemplo, en algunas estaciones donde hay Wi-Fi gratis para los turistas.

¿Qué te han parecido nuestros consejos sobre cómo moverse en el metro de Tokio? ¿Has vivido alguna situación curiosa? Cuéntanoslo en los comentarios.

Esta entrada fue publicada en Asia, Japan Rail Pass, Qué ver en Tokio, Viaje a Japón. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.